Trayectoria

El síndrome del burnout en cuidadores informales

pexels-kampus-production-7551657

 

El burnout o agotamiento del cuidador es simplemente el exceso de cansancio o agotamiento acumulado por las responsabilidades que conlleva esta labor. Esto les sucede a todos los cuidadores de una manera u otra. Las rutinas y el ajoro de vida causa altos niveles de fatiga tanto emocional como físico, causando el síndrome del burnout.

Debemos reconocer que esto ocurre más de lo que pudiéramos detectar. Un cuidador informal carga con el estrés del trabajo, responsabilidades financieras y el sentido de responsabilidad al ser el líder en el hogar o dependencia de las tareas diarias por parte de quien cuidan. Esto mayormente causa ansiedad y deterioro de la paz mental. Las mujeres por instinto tienden a preocuparse con mayor frecuencia, y no está mal, el problema comienza cuando se deja de ser uno mismo para ser de otros sin crear un balance entre ambas. 

 

¿Sientes que te hemos descrito o conoces a alguien con estas características? Reflexionemos sobre algunas técnicas que puedes adaptar para sanar el síndrome de la quemazón.  

 

  • Comencemos a descomponer ese estrés. Identifica las tareas en las que necesitas ayuda o pueden estar causándole ansiedad al cuidador. 
  • Solicita ayuda o expresa tu sentir. Conversa con tus familiares o persona de confianza para que juntos puedan buscar un balance entre la rutina diaria. Familiar, escucha activamente al cuidador. 
  • Reserva espacios libres para ti en tu agenda o permítele al cuidador informal ese espacio.  Si hay algo que es inevitable en el cuidador informal es querer controlarlo todo. Está conectado a la familia, a quien cuida, sus condiciones, alimentos y situaciones particulares. Pero es fundamental que te permitas o le permitan al cuidador tener espacios para descanso o tiempo libre. Programar la asistencia de un cuidador profesional aliviana la carga del cuidador informal. 
  • ¡Cambia tu sintonía! Limita la frecuencia con la que escuchas o sintonizas de canales de comunicación como programas de TV, radio o redes sociales que puedan llevar constantemente noticias negativas a tu rutina diaria. Familiar, ayuda al cuidador a mantener un ambiente positivo constantemente. 
  • Asiste a terapia profesional o asiste a grupos de apoyo. Pedir ayuda profesional le brinda herramientas para el manejo del estrés. 
 

Dicho todo esto, ¿por dónde comenzarás? Que tal si hoy comienzas a balancear tu rutina. La prioridad es mantener el cuidado de tu familiar sin descuidarte. Familiares, los cuidadores informales cuentan con su apoyo. En Evocare contamos con los profesionales para asistirles en las tareas diarias de su familiar o cuidador informal. Permítenos brindarte un Cuido con Sentido, del Corazón para el Corazón.

Compartir Publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Suscríbete a Nuestro Boletín

Explorar Más

Skip to content